nosotros | mapa del sitio | contacto    

"No ha aprendido las lecciones de la vida quien diariamente no ha vencido algún temor"
(Emerson)

  Historia de:
  Grafologia
  Discapacidad
Integracion
Rehabilitacion
Computacion Clinica
  Masajes
  Varios
  Guia de terapeutas
Si desea participar
Lo invitamos a formar parte de nuestro Portal aportando ideas y comentarios sobre cualquier tema que tenga que ver con nuestra orientacion.




Free counter and web stats
free web hostingHosting24.com web hosting

Comparte esta info en:
 

 

 




 

 

Pruebas científicas de la reencarnación

El bioquímico y profesor de psiquiatría canadiense Ian Stevenson dedicó gran parte de su vida al estudio científico de la reencarnación. Durante más de 40 años Stevenson estudió más de 3 mil casos de niños que parecían recordar experiencias de otras vidas, documentando lo que decían y cotejando datos con las vidas de las personas que decían haber sido.
En 1957 fue nombrado Director de la Facultad de Psiquiatría de la Universidad de Virginia, una de las pocas universidades que realizan estudios paranormales.
A diferencia de aquellos que usan la hipnosis como método para obtener información sobre supuestas vidas pasadas, Stevenson basó sus estudios en niños de 2 a 4 años que al parecer pueden recordar episodios de sus vidas anteriores y proveer datos que pueden ser comprobados. Muchos de los casos de Stevenson parecen ser detonados por una muerte violenta. En varios casos recopiló testimonios y registros médicos relacionados a marcas de nacimiento y deformaciones congénitas que parecían corresponder al tipo de muerte descrito por los niños y registradas en las autopsias de las personas que decían ser.
Según Stevenson entre los 5 y 7 años los niños empiezan a perder la memoria de sus vidas pasadas.
Uno de los casos más interesantes es el de la niña Swarnlata Mishra, nacida en Pradesh, India, en 1948. A los tres años Swarnlata ya le había dado datos a su familia que hacían posibles la identificación de su familia pasada, esto mientras iba de viaje con su padre por el pueblo de Katni al que le sugirió que fueran a “tomar un mejor té a su casa”.
Lo extraordinario de este caso es que la memoria de Swarnlata no se disolvió con el tiempo, en 1959 el Profesor Sri H. N. Banerjee, colega de Stevenson, tomó el caso y fue capaz de encontrar, a partir de la información dada por la niña, la casa en Katni donde había vivido Biya Pathak, la mujer que según Swarnlata había sido en su vida anterior, y que había muerto en 1938.
Días después Biya-Swarnlata fue llevada a su antigua casa para conocer a su familia pasada, a quienes reconoció y reveló secretos como decirle a su ex esposo Sri Pandey que tenía escondidos 1200 rupias en una caja o que había tenido dientes de oro. En sus documentos Stevenson describe el asombro de todos los presentes y la actitud maternal que tomó Biya Swarnlata con sus hijos llamándolos por sus apodos de cariño.
Stevenson visitó a Biya-Swarnlata en 1961 y presenció una visita a su antigua familia, asombrado por el cariño con el que se relacionaban.

 

Según el colega de Stevenson y continuador de sus estudios, Peter Ramster, el caso más contundente es el de niña australiana, Gwen McDonald, que sostiene haber sido Rose Duncan, una mujer de Somerset, Inglaterra, que vivió al final del siglo XVIII. Según Ramster, la niña describió varias locaciones de casas que ya no existen, poblados y personas que después de una extensa investigación fueron comprobadas. Este caso fue revisado por el Dr. Basil Cottle de la Universidad de Bristol.
Como este caso parecen haber cientos, uno de los más actuales es el expuesto en el siguiente video de ABC, en el cual un niño en Estados Unidos con una extraña afición por los aviones de guerra reveló a sus incrédulos padres datos fidedignos sobre un piloto que murió en la Segunda Guerra Mundial.

Las conclusiones de Stevenson obtuvieron poco apoyo de la comunidad científica, a pesar de que Eugene Brody ha sugerido que muchos de ellos simplemente desestimaron ideas como la reencarnación. Mientras que Stevenson publicaba su investigación en revistas científicas revisadas por colegas profesionales, y tres observadores científicos expresaban que Stevenson siguió rigurosamente el método científico en la realización de su investigación, la corriente dominante de científicos "tendía a ignorar o descartar sus décadas en la especialidad y sus muchas publicaciones".

 

En 1977 el Journal of Nervous and Mental Disease dedicó la mayor parte de un número al trabajo de Stevenson. En una editorial de ese número, el psiquiatra Eugene Brody explicó la decisión de publicar la investigación que normalmente podría ser considerada como falta de rigor científico, debido a la "credibilidad científica y personal de los autores, la legitimidad de sus métodos de investigación, y la conformidad de su razonamiento a los cánones habituales del pensamiento racional". En el mismo número el psiquiatra Harold Lief escribió en un comentario: " O [Stevenson] está cometiendo un error colosal, o será conocido ... como el Galileo del siglo XX". Más recientemente, el libro European Cases of the Reincarnation Type de Stevenson, se describió en una crítica como "un ejemplo inspirador de la aplicación de un protocolo minucioso para separar los hechos de la fantasía".
El trabajo de Stevenson ha sido criticado por grupos de escépticos tales como The Skeptics Society y personas como Robert Todd Carroll y el filósofo Paul Edwards, que incluyó una extensa crítica de los trabajos de Stevenson en su libro Reincarnation: A Critical Examination. En cada una de estas críticas, los autores cuestionan los métodos utilizados y las pruebas reunidas por Stevenson, y ofrecen explicaciones alternativas, más convencionales, de los casos tipo que Stevenson argumentó que sugerían la reencarnación. El filósofo Paul Kurtz, fundador del Comité para la Investigación Escéptica, ha ido más allá sugiriendo que la investigación de Stevenson sobre la reencarnación es pseudociencia. Por el contrario, en sus libros Death and Personal Survival y Beyond Death: The Evidence for Life After Death, el filósofo Robert Almeder apoyó la investigación de Stevenson, refutando la mayor parte de las objeciones de Kurtz, y concluyendo que la evidencia que reunió argumenta fuertemente a favor de la reencarnación, hasta el punto de ser irracional el no creer que algunas personas reencarnan. El escéptico Sam Harris dijo de Stevenson: "O él es víctima de un fraude realmente elaborado, o algo interesante está pasando"

 

La creencia en la transmigración de las almas o metempsicosis, usando el término griego, es parte de la historia del pensamiento humano, desde el hinduismo y la mayoría de las religiones orientales hasta incluso el primer cristianismo (Justiniano tuvo que abolir la creencia en la reencarnación en el año 549). Grandes mentes de la humanidad han sostenido la existencia de la reencarnación: Pitágoras famosamente reconoció a un amigo al ver a un perro; Platón en “La República” habla de que las almas antes de nacer escogen su vida futura; el filósofo alemán Schopenhauer fue influenciado por los Vedas y formuló una visión dual entre la Voluntad (el mundo real) y la Representación (la ilusión) en la que la reencarnación era ; el psicólogo Carl Jung habla en su libro “Memorias, Sueños, Reflexiones” de que de niño recordaba haber sido un hombre muy viejo del siglo XVIII.
Sin embargo la ciencia establecida y la mayor parte de la sociedad parece evitar el tema, exista o no evidencia, parece preferir no indagar demasiado. El escritor inglés Alan Watts habla de que en una sociedad como en la que vivimos una de las grandes formas de control que tiene el estado es el miedo a la muerte de los ciudadanos, si no existe miedo a la muerte, a lo desconocido, no hay de donde sujetarnos. “El arte del gobierno es llenar el vacío más allá de la muerte con amenazas no especificadas para poder controlar a la gente diciendo ‘si no haces lo que digo te mato, o te mataras a ti mismo’, y mientras tengamos miedo de eso y pensemos en la muerte de esa forma podremos ser controlados”. ¿Pero que sucede cuándo ya no le tenemos miedo a la muerte, cuando conocemos lo desconocido?

 

Si le interesa hacer una Regresion puede probar mediante dos modalidades:

Terapia de Regresiones Taller de regresiones

   

 

 

Volver

 
Sitio diseñado por

  Copyright 2010 © ShowPc . Todos los derechos reservados