nosotros | mapa del sitio | contacto    

"Son necesarios cuarenta músculos para arrugar una frente,
pero sólo quince para sonreír."

 
  Historia de:
  Grafologia
  Discapacidad
Integracion
Rehabilitacion
Computacion Clinica
  Masajes
  Varios
  Guia de terapeutas
Si desea participar
Lo invitamos a formar parte de nuestro Portal aportando ideas y comentarios sobre cualquier tema que tenga que ver con nuestra orientación.

 
 

 

  OTRAS ESPECIALIDADES

Taller de regresiones
Detecte y libere procesos
mentales traumáticos para lograr un reordenamiento emocional.
 

Taller de la felicidad.

Este taller esta destinado a conocer y poner en practica los 7 principales preceptos esenciales para sentirnos realizados y ser realmente felices.
 

 Taller de Grafoterapia
Talleres dirigidos a cualquier persona que desee solucionar temas de su propia personalidad mediante el aprendizaje de esta Técnica.

 

  Método Saito

Conozca este revolucionario y exitoso sistema de tratamiento para personas con capacidades diferentes.

 Profetas y Profecías.
Una profecía (Probablemente del griego φαινος, aparición) es una afirmación clarividente sobre el futuro, en general.

 
 Si desea participar.
Lo invitamos a participar de nuestro
Portal aportando ideas y comentarios sobre cualquier tema que tenga que ver con nuestra orientación.

 Masaje Metamórfico.
Basándonos en la autocuración. Reactivamos ese impulso vital que aporta fuerza y salud al organismo, actuando sobre la memoria celular, remontándonos a la vida prenatal mediante el masaje de pies, manos y cabeza, relacionado con la etapa embrionaria.

 

CONGRESOS Y SIMPOSIOS
Infórmese sobre los eventos de Salud y Bienestar que tienen lugar en distintas partes del mundo.

 

La reencarnacion humana es un hecho demostrado

El bioquímico y profesor de psiquiatría canadiense Ian Stevenson dedicó gran parte de su vida al estudio científico de la reencarnación

 

 







Free counter and web stats

Y LO MAS IMPORTANTE!

Como cambiar nuestra realidad

 

Historia del Masaje

La historia del masaje corporal está muy documentada en muchos textos históricos y aunque realmente es muy difícil determinar la época concreta de su nacimiento sí se puede llegar a una conclusión clara y concisa: " el masaje es tan antiguo como el ser humano" o, dicho de otra forma, existe desde el origen del hombre prehistórico, y eso ha quedado demostrado gracias a dibujos y artilugios encontrados pertenecientes al período de la prehistoria.
Si bien el término "masaje" es bastante reciente, su práctica data de tiempos muy remotos y se le ha reconocido como la práctica curativa más antigua de la humanidad, además de ser el método más natural e instintivo para aliviar un dolor o molestia corporal. ¿Quién no ha seguido el impulso de frotarse o masajearse alguna zona del cuerpo que se siente dolorida por un golpe, por un mal gesto, por una mala posición, por cansancio o simplemente por el gusto de relajarse?
Ciertos trabajos de investigación han permitido establecer que, en casi todas las antiguas culturas, se practicaba alguna forma de masaje y que estos conocimientos se fueron expandiendo por el mundo de oriente a occidente.
Se cree que la práctica del masaje se extendió hacia Europa desde el Este y que floreció hacia el 300 a. C.
Para adentrarnos más en la historia del masaje y conocer curiosidades muy interesantes del mismo los invitamos a un fantástico viaje por el mundo y el tiempo.
Grecia
Los griegos fueron los primeros en dejar constancia de la práctica del masaje y se sabe que lo utilizaban habitualmente como ritual de mantenimiento físico, sobre todo para aquellos que practicaban gimnasia. A ellos se debe la creación y promoción del gimnasio, de hecho crearon los Juegos Olímpicos. Gracias a ellos la práctica del masaje era habitual. Además la mujer griega gustaba de poseer un cuerpo esbelto y delgado, así que practicaba gimnasia y se cuidaba con baños y masajes.
Es en Grecia donde se consolida la diferencia entre cosmética como utilización de adorno físico y estético y la importancia de los cuidados corporales para mejorar y curar el cuerpo, entre ellos uno de los indispensables era el masaje corporal.
En La Iliada y La Odisea, Homero, filósofo griego, hablaba de cómo los alimentos nutritivos, el ejercicio y el masaje aplicado a héroes de guerra, les proporcionaba curación y relajamiento.
Herodoto, historiador griego, afirmaba que el masaje podía curar la enfermedad y preservar la salud. Aunque sin duda, el padre de la Medicina, Hipócrates, nacido hacia el 500 a. C., fue el más famoso defensor de la práctica del masaje acompañada ésta, cuando era posible, de aceites o hierbas aromáticas. Es más, hay que destacar que Hipócrates enseñaba a sus alumnos cómo dar un masaje a sus pacientes. Insistía sobre todo en la importancia de la palpación y de la observación para realizar un diagnóstico. A él también se le atribuyen más de cien libros relacionados con la salud y, por supuesto, en algunos de ellos detalla cómo realizar el masaje y sus manipulaciones básicas, además de detallar procedimientos de hidroterapia.
Roma
La civilización romana fue fundada hacia el año 753 a. C. Poco a poco fue absorbiendo a los pueblos que habitaban la península itálica y conquistó sus dominios adueñándose de Grecia. Así la cultura griega dejó paso al Imperio Romano que se extendió por todo el sur de Europa, hasta el norte de África y Asia menor. Y, paradójicamente, son los romanos los que se dejan influenciar por Grecia adoptando así sus médicos, sus filósofos, su arte y gran parte de sus costumbres. La historia indica que los mayores intelectuales romanos fueron griegos o se educaron en la cultura griega.
Refiriéndose al masaje, para los romanos era un acto paralelo al del baño y es por ello que se daban fricciones con aceites fragantes y cremas, servicios que se popularizaron gracias a los baños y termas públicas. Estos masajes eran realizados mayoritariamente por masajistas griegos o egipcios.
Los romanos también relacionaban la enfermedad a una mala alimentación, a problemas tensionales y al poco cuidado físico.
Hacia el año 150 a. C. vivió un celebre médico llamado Galeno, quien siguiendo a los maestros griegos Hipócrates y Aristóteles, llegó a ser médico de los gladiadores romanos. Su influencia en la historia médica fue tan profunda que sus enseñanzas dominaron la medicina europea durante los 1.200 años siguientes. Y, como es de suponer, Galeno también empleaba en sus tratamientos la dieta, el masaje y el ejercicio. Galeno, en sus masajes, utilizaba también productos de origen vegetal y eso le llevó a descubrir que el aceite vegetal mezclado con agua y cera de abeja se convertía en crema. Hasta entonces no se conocían las cremas, él fue el primero en obtener una crema conocida, hoy por hoy, como Col Crema que es la más simple de las utilizadas en la cosmética actual.
El Islam
El centro del Islam y de la religión musulmana es la Meca, ciudad árabe en la que se levanta su santuario más importante, y donde nació Mahoma, profeta del Islam, 570 años después de Cristo. Mahoma fue el nexo de unión entre todos los árabes, unión que hasta entonces no existía y que llevó a los pueblos a una guerra de expansión y conquistas inimaginables que lograron crear, en menos de 100 años, un imperio que se extendió desde el Atlántico hasta la India.
Como conquistadores, los árabes ampliaron la cultura islámica con los conocimientos que provenían de otros países, aceptando nuevas ideas y trabajando sobre ellas para perfeccionarlas. Los árabes desarrollaron y dieron a conocer las Matemáticas, la Física, la Astronomía y la Medicina. Tradujeron del griego muchas obras de medicina a las que añadieron los conocimientos de tierras conquistadas chinas e hindúes, además de las propias aportaciones.
En el año 1000, un gran médico árabe llamado Avicena escribe un tratado sobre los baños, los masajes, el valor curativo de la música, el sueño y el reposo.
Las obligaciones religiosas islámicas regulan también la higiene y, como rito obligatorio, está el lavado de manos, pies y cara antes de orar. No es de extrañar que también se crearan establecimientos de baños o hammanes, que eran una copia de las termas romanas; habitualmente cada vez que se asistía a un hamman se recibía un masaje corporal.
Edad Media
Después del Imperio Romano, desde el año 476 hasta el año 1450, aparece en la historia un período denominado Edad Media, período que significa para Europa el freno a los movimientos y avances científicos y culturales.
Desde un punto de vista religioso, la expansión del Cristianismo termina por imponer una nueva moral muy estricta y represiva. Tanto el aspecto social como el religioso tienen una influencia decisiva en los cuidados corporales y en las prácticas médicas.
La enfermedad se concebía en un entorno religioso, o dicho de otra forma, era el castigo por el pecado. Por eso, no es muy difícil imaginar que las escuelas de gimnasia, los baños y la práctica del masaje fueron desapareciendo de la vida cotidiana.
Respecto al masaje, la iglesia consideraba que era una práctica más erótica que terapéutica y acabó practicándose solamente en casas de prostitución.
Los caballeros de occidente, motivados por el espíritu de aventura y por los imperativos religiosos de la época, deciden hacer guerra santa o "cruzadas" para recuperar los Santos Lugares que se encontraban en poder del Islam.
Los comerciantes italianos se fijan en nuevas posibilidades comerciales: Marco Polo llega al lejano Oriente, y al mismo tiempo se convierte en el propagador occidental de sus experiencias en Asia, que tuvieron gran influencia sobre la belleza y el cuidado corporal, ya que importa costumbres y cuidados utilizados por mujeres asiáticas. De este modo las mujeres occidentales comienzan de nuevo a disfrutar de los baños, masajes, ungüentos y demás complementos de belleza.
Renacimiento
A mediados del año 1400 finaliza la Edad Media. Surge una nueva época con anhelo de libertad de pensamiento y renace el arte, la medicina, la ciencia, las costumbres y aparecen un importante número de nuevos inventos y descubrimientos.
El Renacimiento se desarrolló en Europa occidental, concretamente en los países que habían sido ocupados por el Imperio Romano: Italia, Francia, Alemania, Bélgica, Holanda, España e Inglaterra. Esta nueva forma de vida impulsó todo lo relacionado con la belleza corporal, que tan mal vista estaba en la Edad Media. Italia fue la capital del Renacimiento y, en concreto Venecia, fue pionera en dictar las nuevas normas de belleza.
Dado el resurgimiento de las ciencias y cuidados para la salud, el masaje empieza de nuevo a relacionarse como un medio curativo gracias a Ambroise Pare (1517-1590), cirujano y barbero francés que escribió en una de sus publicaciones los efectos positivos del masaje y su efecto curativo y también clasificó los diferentes tipos de maniobras manuales. Debido a sus conocimientos fue requerido por la corte francesa y trabajó como médico durante varios reinados.
Durante la segunda mitad del siglo XV, con la invención de la imprenta, se publicaron numerosos escritos sobre arte, ciencia y salud. El avance de esta técnica y las mejoras en la distribución contribuyeron a aumentar la divulgación e interés por dichos temas, incluido la práctica del masaje.
Siglos XVI - XVII - XVIII
Entre los años 1600 y 1700, en Europa nace un nuevo movimiento denominado Barroco que se caracteriza por su importancia sobre el arte, en todas sus formas, y las letras.
Situados en la Corte Francesa y en referencia a las costumbres de cuidados personales cabe destacar la poca higiene y cuidado personal que disimulaban de una forma puramente estética. Hay datos históricos que detallan el poco uso del baño, de hecho éste estaba recomendado por los médicos de una forma muy poco frecuente, y utilizaban paños empapados en lociones o alcohol para limpiarse el cuerpo de una forma muy superficial. Incluso el lavarse la cabeza era muy raro, por ello hubo tanto auje en utilizar pelucas. Por supuesto, toda esta situación empeoraba fuera de la corte. Por tanto se comprende que practicar o recibir una masaje en aquella época era muy poco frecuente o casi excepcional.
Durante el reinado de Luis XV se produce otro nuevo movimiento histórico denominado Rococó y que se caracteriza de nuevo por la influencia sobre el arte y más especialmente en la decoración de interiores y muebles. Por otro lado, la corte empieza a respirar nuevos aires influenciados por Extremo Oriente. La conocida Madame Pompadour pone de moda el baño, verdadera novedad de la época, recomendado éste por su médico que había estudiado Medicina China.
En el año 1750 aproximadamente se inicia en Europa la Revolución Industrial y, posteriormente, hacia el año 1789, finaliza la Revolución Francesa, produciéndose un cambio radical en la sociedad y costumbres de la vida cotidiana. Afortunadamente la higiene personal retoma un nuevo rumbo y esta es cada vez más popular y frecuente.
En el año 1800 aparece el Neoclasicismo, época marcada por el resurgir del arte y estilos griego y romano. Además de algunas de sus costumbres referidas al cuidado personal, se empiezan a utilizar de nuevo aceites, ungüentos, baños y masajes de origen romano, egipcio o griego.
Hacia finales de 1800 se restableció el masaje como práctica científica para el mantenimiento de la salud y tratamiento de algunas enfermedades. Se popularizaron de nuevo las termas y curas en balnearios arraigándose con el paso de los años.
Siglo XIX
A principios del siglo XIX, el filósofo y maestro de esgrima Per Henrik Ling (1776-1839), nacido en Suecia, es conocido como el padre de la Fisioterapia. En 1813, fundó el Instituto Central Real Sueco de Gimnasia. Creó su propio sistema, el Sistema Ling, que se divulgó al publicarse su obra póstuma llamada "Movimientos suecos, curación por movimiento". Esta nueva técnica fue extendida hacia el resto de Europa y la antigua Rusia. De hecho, en 1851, existieron unos treinta y ocho centros de educación con el Sistema Ling, casi todos en Alemania con un programa de estudio de 3 años y clases diarias de 6 horas.
El médico Mathias Roth estudió con Ling y en 1851 publicó el primer libro en inglés sobre Movimientos Suecos. También fundó el primer instituto en el cual se impartía "La Gimnasia" de los movimientos suecos y dio lecciones privadas a Charles Fayette Taylor, médico neoyorquino que, en 1858, dio a conocer éste método en EEUU, donde se conoció como "La Cura" mediante los movimientos suecos.
Charles Fayette Taylor médico afincado en Nueva York, estudió y aprendió la técnica sueca. Más tarde dio a conocer el método de curación sueco en su país. Su hermano George Henry Fayette publicó el primer libro estadounidense de esta técnica europea, y en 1960 fundó el primer instituto de "Curación por movimientos suecos". Ambos hermanos estudiaron y perfeccionaron la técnica, contribuyendo a su mayor aceptación entre el público en general y se dedicaron a la enseñanza hasta el año 1899 aproximadamente.
A principios del siglo XIX los alumnos de Medicina de escuelas de Alemania y de los países nórdicos tuvieron como materia de estudio el masaje, en aquel entonces recurso útil y digno dentro del campo médico.
Consecuentemente muchos médicos de dichos países recomendaban a sus pacientes masajes y baños para la recuperación y el mantenimiento de la salud, sobre todo en problemas relacionados con el reumatismo.
SIGLO XX
Durante el siglo XX hay dos importantes puntos a destacar como son las: nuevas terapias manuales y el aumento indiscriminado de escuelas y terapeutas de dudosa cualificación profesional. Estos últimos han influido negativamente en la seriedad de la práctica del masaje de tal forma, que la reputación del mismo y la de otras técnicas manuales decaen de forma masiva entre la clase médica, afectando también al público en general.
Los avances de este siglo tuvieron una influencia negativa en la práctica de terapias manuales debido a la incorporación de aparatología médica, más concretamente la utilizada con corrientes específicas para la recuperación muscular, lo que hizo que disminuyera en gran medida la recomendación del masaje manual. Los médicos, en general, dejaron de interesarse por aprender técnicas de masaje y la práctica de éste se redujo a unas simples fricciones.
Por otro lado, también se crearon nuevas e importantes técnicas y terapias manuales, muchas de ellas promovidas e investigadas por médicos. Algunas de ellas parten de la filosofía oriental la cual enfatizaba al cuerpo como un todo, no sólo físico, sino también energético, y de ahí la necesidad de equilibrar al cuerpo mediante masajes y técnicas que hicieran fluir la energía o Ki por "los canales corporales energéticos", ya que según su teoría hay una influencia directa sobre nuestra armonía energética y el correcto estado físico del organismo.
Otras de estas nuevas terapias tienen su origen en el antiguo occidente y es durante el siglo XX que han sido perfeccionadas y estudiadas de una forma científica, creando un protocolo de aplicación y dándoles un nombre y apellido propio.
Actualmente se puede constatar que los masajes creados y utilizados hoy en día tienen, fundamentalmente, un origen común; por un lado de oriente tanto de China, India o Japón como de las antiguas civilizaciones romanas, griegas o egipcias y por supuesto más recientemente de Suecia. Estos nuevos masajes o técnicas han sido desarrolladas o creadas principalmente en Europa y América.
Hoy por hoy podríamos clasificar los masajes actuales en tres grupos:
los realizados con un objetivo puramente de recuperación física local o total como es, entre otros, el masaje deportivo, los masajes o técnicas curativas energéticas, como por ejemplo el Reiki y un tercer grupo que se caracterizan por una mezcla de los anteriores como podría ser el masaje Shiatsu.
Y para finalizar este artículo sólo un pequeño recordatorio de cómo el masaje de nuestros antepasados pudo sobre vivir a tantos siglos y llegar a nuestras manos.
A medida que se descubrían y colonizaban nuevos países y se abrían nuevas rutas comerciales por medio mundo; se importaban de un punto a otro del planeta, no sólo nuevas materias, alimentos, tejidos, plantas y medicinas sino también diferentes rituales, costumbres cotidianas, técnicas manuales y masajes de muy distinto origen; de hecho hay técnicas de masaje propias de la antigua civilización de Centro América, de las Islas Hawai, de Oceanía, de tribus del Pacífico o África.
Así es como los médicos, escritores, pintores, curanderos, viajeros y curiosos que fueron capaces de fijarse y compartir sus nuevos conocimientos y descubrimientos con otras gentes nos han ayudado a transmitir a lo largo de la historia algo tan maravilloso para el cuerpo, la mente y el espíritu del ser humano como es el masaje.

Si le interesa saber de cursos sobre el tema lo invitamos a contactarse con Nosotros

 

Contacto                                               Volver

 
 

Este Sitio fue diseñado por

Copyright 2010 ShowPc . Todos los derechos reservados